Sus resultados de búsqueda

Diferencias entre industrial y logística: Hacia dónde evoluciona el sector

Publicado por InmoKing Real Estate en 6 septiembre, 2021
| 0

¿Cuáles son las diferencias entre lo industrial y lo logístico? ¿Qué implican estas diferencias en lo que respecta a su gestión y sus centros de trabajo? Aunque ambos conceptos puedan parecer lo mismo, en realidad no lo son. Estos dos sectores se complementan entre sí, pero cada uno de ellos maneja diferentes tipos de actividades que los condicionan.

¿En qué consiste la logística?

La logística consiste en la planificación, ejecución y control de los productos que se entregan a los clientes en la cantidad, calidad y tiempo correcto. 

La gestión de la logística es una parte muy importante de la cadena de suministro, ya que controla la eficiencia del transporte y la gestión del mismo, el almacenamiento, los equipos y operaciones de preparación de pedidos. 

Además, es la que se encarga de colocar los productos adecuados en el lugar óptimo y en las condiciones deseadas, contribuyendo lo máximo a la rentabilidad. 

Para llevar a cabo todo ello, una de las responsabilidades más características de la logística es la de la implementación de sistemas de control para verificar mediante la adecuada información que el servicio logístico que se está prestando está siendo lo suficientemente eficaz para lograr una ventaja competitiva. 

En este sentido, la capacidad de almacenaje y distribución de los centros logísticos juegan un rol fundamental.

¿Qué es una cadena de suministros?

La cadena de suministros es el conjunto de todos los procesos involucrados en el ciclo de vida de un producto o servicio, lo que implica la planificación, gestión y control de todo el flujo de trabajo vinculado al suministro, fabricación, almacenamiento y distribución de los productos. Este conjunto de actividades está conformado, por tanto, por los distintos eslabones sucedidos en una compañía, desde la adquisición de materias primas no procesadas, pasando por el contacto con los proveedores y culminando con la entrega de los productos terminados al consumidor final y, por consiguiente, con la satisfacción de sus necesidades.

Como puede comprobar, la cadena de suministro es un concepto más amplio y genérico que la logística, que es un componente de esa cadena.

Uno de sus aspectos más importantes es la sincronización, ya que un fallo en un punto podría provocar atascos y bloqueos.

Diferencias entre industrial y logística

Una vez comprendidas las diferencias entre el concepto industrial (o la cadena de suministro) y la logística, queremos profundizar en qué afectan tales definiciones a las siguientes circunstancias.

Organización:

  • La logística tiene que ser organizada para lograr distribuir el producto lo más rápido posible.
  • La cadena de suministro controla el tiempo de cada uno de los procesos de la planta para que la logística no falle.

Servicios:

  • La logística busca ofrecer un mejor servicio a coste mínimo, para entregar el producto al cliente final.
  • La cadena de suministros se encarga de encontrar materias primas de calidad y a un buen precio para que los costes no se incrementen.

Entrega:

  • La logística entre el producto en el tiempo estipulado.
  • La cadena de suministro intenta mejorar el tiempo de entrega y el de otras actividades.

Optimización:

  • La logística se reinventa cada día con nuevas técnicas para la distribución de mercancías

Centros logísticos y naves industriales: Diferencias

Al ser la actividad industrial de la cadena de suministro distinta a la actividad del proceso logístico, los centros y establecimientos donde se desarrollan también son diferentes, ya que requieren de distintas características.

Los centros logísticos

Estos establecimientos actúan como espacios en los que se almacenan los productos y se organizan sus salidas para la distribución de los mismos. Por tanto, requieren de infraestructuras con requerimientos más específicos y enfocados al desempeño de la actividad logística. Por ejemplo, para las actividades de carga y descarga el objetivo es reducir los tiempos y agilizar las tareas. Por esta razón, las naves logísticas suelen contener portones a nivel de calle para acoplar las cajas de tráilers, con techos más altos, muelles y la disposición de las maquinarias y herramientas precisas para que estos procesos sean más eficientes.

Además, la capacidad de almacenaje de estas naves es mucho mayor a la de las naves industriales.

Las naves industriales

Las naves industriales suelen ser construcciones también complejas y de mayor tamaño, ya que deben alojar a un conjunto de actividades más amplias que las necesarias para la distribución y almacenaje de mercancías. Estas permiten el desarrollo de todos los sectores estratégicos de la cadena de suministro, mientras que los centros logísticos complementan y extienden las redes de distribución de la industria.

Pese a que las naves industriales no requieren de techos tan altos como los centros logísticos, también deben facilitar los accesos a nivel de calle y contar con una infraestructura sólida para soportar la afluencia de tráfico, la instalación de maquinaria y de sistemas preparados para el correcto desempeño de todos los procedimientos.

Por otra parte, hoy en día los centros logísticos están cada vez más preparados y ofrecen un servicio más amplio al de hace unos años, cuando solo actuaban de centros de almacenamiento. Es por esto que es común confundir las características de las naves industriales y las logísticas, pues ahora estas últimas se prestan más a la planificación y a la optimización de su función operacional con el fin de rentabilizar al máximo los recursos empleados.

Nueva tendencia: El E-commerce

El E-commerce es un claro ejemplo de la tendencia hacia la nave logística en detrimento de la industrial. Las naves logísticas se han transformado en grandes tiendas con un coste muy bajo desde donde el cliente realiza una compra online se expide directamente la mercancía hacia el lugar que indica el comprador.

Es por esto que en la actualidad las naves logísticas son muy importantes, puesto que permiten satisfacer la demanda desde cualquier ubicación, incluso cuando hay que satisfacer la demanda en una zona situada lejos de su núcleo industrial. Debido a la creciente necesidad de la deslocalización empresarial, que ha sido provocada como consecuencia del constante auge del ecommerce, la demanda en construir y alquilar estos centros logísticos no ha hecho más que empezar.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • REALICE SU CONSULTA

    Los campos marcados con * son requeridos
  • InmoKing busca su local, su nave o oficina.
  • BUSQUE SU INMUEBLE